Localizado en Salem y Beaverton, Oregon
Para su cita, llame a +1 (503) 206-8414

El proceso para la defensa de la deportación en Oregon explicado por un abogado de deportación

Defender contra la deportación en los Estados Unidos es muy difícil. Es altamente recomendable que encuentre un abogado de deportación experto y con experiencia para que lo represente en cualquier procedimiento de deportación.

Los procedimientos de deportación son como un juicio penal. El no ciudadano es acusado primero de una "ofensa" de inmigración o la razón por la cual la persona debe ser deportada. El no ciudadano debe responder a esos cargos. Si la persona no puede probar que es un ciudadano o residente permanente legal de los Estados Unidos, o que está en los Estados Unidos con un permiso legal, entonces debe declararse “culpable” o estar de acuerdo con la ofensa. Si él o ella acepta la ofensa de inmigración, entonces él o ella es deportable.

Sin embargo, incluso si un no ciudadano es deportable, él o ella puede ser capaz de defenderse contra la deportación mediante la presentación de solicitudes para el alivio de la deportación. Estas solicitudes se presentan ante el juez de inmigración. Luego, el juez de inmigración programa una fecha de audiencia final para revisar las solicitudes y las pruebas que presentará el no ciudadano y / o su abogado de deportación. El día de la audiencia final, el gobierno de los Estados Unidos tiene un abogado que representa los intereses del gobierno. El no ciudadano tiene derecho a ser representado por un abogado de deportación (Link to home) y un juez toma una decisión final en el caso.

La contratación de un abogado de deportación que entienda los cambios en las leyes de inmigración y tenga experiencia en la creación de argumentos sólidos para el alivio de la deportación es vital para el éxito en la audiencia final. Aunque los no ciudadanos no están obligados a tener un abogado y pueden elegir representarse a sí mismos en la audiencia final, la mayoría no están capacitados en leyes de inmigración y no tienen el conocimiento o la experiencia necesaria para ganar argumentos con éxito ante el juez de inmigración.

Si el no ciudadano convence al juez para que otorgue alivio de la deportación, se le permite permanecer en los Estados Unidos y es probable que reciba una tarjeta verde. Si el juez niega el alivio de la deportación, se ordenará que el no ciudadano sea deportado a su país de ciudadanía.

Alguien a quien se le ha emitido una orden de deportación puede presentar una apelación de la orden de deportación. Sin embargo, las apelaciones son muy difíciles de ganar. Es muy importante presentar los argumentos más sólidos ante el juez de inmigración para que tenga las mayores posibilidades de éxito.

Los procedimientos de deportación son muy estresantes. Si usted o un ser querido ha sido detenido por inmigración y ha sido enviado a un proceso de deportación, llame a los abogados de deportación de Vanderwall Immigration lo antes posible. Podemos representarlo a través de todas las etapas del proceso de defensa de deportación y ayudarlo a obtener su estatus legal en los Estados Unidos. Llámenos para una consulta al 503-206-8414.

Comuníquese con nosotros para su
consulta migratoria

El Boletin Informativo